• Sarah Luciano

Black Friday: El consumismo mundial

Noviembre y diciembre son las temporadas de consumo más altas, igual que febrero, mayo y junio. Estas temporadas están vinculadas con las bases del consumismo económico y cada una de ellas promueve e incentiva, con un despliegue de ofertas, estas prácticas temporales. Black Friday es la tradición del viernes negro que se originó en Estados Unidos. Se celebra el primer viernes después de Acción de Gracias.



Se conoce como viernes negro al día que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas y grandes almacenes. Lo que da cabida a innumerables compras, al consumo excesivo e innecesario de bienes, ropas, joyas, zapatos, carteras y todo lo que podamos ponerle la mano con el pretexto de que comprar en estas fechas sirve para ahorrar bastante.


Antes, se tenían que hacer filas extremadamente largas y durar horas fuera de la tienda rogando que lo que queremos comprar no se haya agotado. Pero ahora con lo avanzada que está la tecnología, desde la comodidad de nuestro hogar podemos comprar no solo lo que necesitamos, sino también lo que queremos. Nos bombardean con rebajas, promociones, descuentos, y todo bajo el señuelo del Black Friday. Por ende, las ofertas no están basada en cosas que necesitamos, sino en hacernos comprar compulsivamente.


El consumismo desmedido no solo aumenta la crisis climática en la que vivimos, tiendas como Shein, Forever 21 y muchas otras, que apoyan el trabajo infantil y no respetan los derechos fundamentales humanos, aportan al exceso de basura y al fast fashion. Las pequeñas empresas y marcas responsables no pueden luchar con los precios y grandes descuentos de las multinacionales por lo que este problema se va a seguir presentando.


El consumo excesivo no da felicidad, no llena un vacío, sí nos aportan adrenalina, pero no es más que una actividad que afecta el planeta, nuestras emociones y a nuestra economía.



Así que este Black Friday piensa en verde, apoya a tus tiendas locales, y solo compra lo que de

verdad necesitas.