• Doris Romero

DOS AND DONT'S PARA LLEVAR A CABO UNA CORRECTA RUTINA FACIAL

Desde hace ya un tiempo para acá, todo el tema del cuidado de la piel se ha vuelto bastante popular. Ya sea por todo el furor que tuvo el tan aclamado clean look o por la obligación de quedarnos en casa durante la pandemia, que finalmente empezamos a prestarle más atención al cuidado de nuestra piel.


Por todo el internet podemos encontrar un sin número de trucos y rutinas que dicen ser perfectas para hidratar la piel o darle una mejor apariencia. Sin embargo, su gran popularidad no siempre es sinónimo de efectividad o de que sean recomendables para la salud de la piel, ocasionando entonces que mucha de la información que constantemente se comparte, llegue a ser contraproducente. Es por eso que aquí te muestro los Dos and Dont's que debes tener en cuenta a la hora de llevar a cabo tu rutina facial.


Don't: Aplicar comida en el rostro



¿Cuántas veces no nos hemos realizado alguna mascarilla hidratante a base de aguacate o un exfoliante con el café o el azúcar como ingrediente principal?


Todas alguna vez fuimos víctimas de estas populares recetas, pero lo cierto es que no son recomendables para la salud de nuestra piel. Si bien es cierto que existen innumerables productos a base de ingredientes naturales, es necesario comprender que dichos productos fueron elaborados en laboratorios y que tras múltiples pruebas y testeos por parte de expertos, es que finalmente llegan a nuestras manos. Y es que a pesar de contar con ingredientes naturales, no son utilizados en crudo, sino que son mezclados con otros componentes para alcanzar el objetivo que persigue dicho producto.


Tal vez por la facilidad de hacerlas o por lo económicas que pueden llegar a ser, es que estas mezclas caseras son empleadas con bastante frecuencia. Sin embargo, gracias a la extensa variedad de productos que podemos encontrar en farmacias y demás establecimientos, es fácil encontrar productos de skincare a bajo costo y de buena calidad. Es momento de abandonar, de una vez por todas, la aplicación de alimentos directamente en el rostro.


Don't: Combinar productos entre sí



Muchas veces he escuchado y visto como muchas personas tienden a mezclar productos antes de la aplicación sobre el rostro esperando que los resultados sean mejores. Sin embargo, esta acción puede resultar contraproducente. La mezcla de estos productos, compuestos con distintos ingredientes entre sí, no nos aseguran una mayor efectividad, incluso corremos el riesgo de que al unirse, cada una de las partes pierda sus propiedades y no obtengamos los resultados deseados.


Don't: Aplicar protector solar antes de cremas o serums



Debido a los componentes con los que están creados los protectores solares, estos deben ser siempre aplicados como paso final de nuestra rutina facial. Al aplicar cualquier producto por encima de un protector, evitamos que penetre en nuestra piel ocasionando que su eficacia disminuya. Así que siempre recuerda: ¡el protector solar se pone siempre al final!


Do: Establecer un objetivo



Antes de crear nuestra rutina facial, es importantísimo fijar un objetivo, establecer a primeras cuáles son los resultados que buscamos obtener con la rutina. Ya sea para hidratar más la piel, humectarla o combatir contra algún problema de acné, es necesario plantearnos una meta. Una vez se tenga esto cubierto, será mucho más sencilla la selección de los productos adecuados para alcanzar dicho objetivo. Tomando en cuenta nuestro tipo de piel y por supuesto, la opinión de un dermatólogo, estaremos un paso más lejos de equivocarnos al momento de crear una rutina facial efectiva.


Do: Usa la toalla a toques. No arrastres


¿Alguna vez pensaste que el modo en que utilices la toalla para secar tu rostro podría afectar la apariencia de tu piel?


Pues el caso es que sí y el frotarla o arrastrarla puede provocar daños en las fibras elásticas de la piel. La manera correcta para utilizar las toallas es con delicados toquecitos sobre toda la cara, hasta que esta haya logrado su cometido. Otro punto de suma relevancia también es el empleo de una toalla exclusivamente para la cara, evitando así la propagación de bacterias.


Do: Desmaquillarse siempre antes de dormir



Es uno de los consejos que más se repiten y de los más comunes, pero que aún así continuamos pasando por alto en algunas ocasiones. La consecuencias de no retirar el maquillaje antes de ir a dormir son bastantes y peor aún, algunas pueden llegar a ser irreversibles. El envejecimiento prematuro de la piel, la resequedad y la aparición de impurezas, son algunos de los problemas que esto trae consigo. Es importante resaltar también que al no retirar el maquillaje, le estamos dando luz verde a la aparición de granitos en la piel. La irritación y poros atascados que evitan que la piel respire y retenga sebo y células muertas son también problemáticas que trae el no desmaquillarte.