• Mary-ann Abreu

Gratitude & Journaling for dummies

Imagina cómo se sentiría comenzar cada día en un estado de ánimo positivo, en control, lista para lo que venga. En lugar de repetir y repetir todos tus problemas, has elegido tomar el control de tu mente y enfocarte en lo bueno.


This is a very personal one, el journaling ha sido parte constante de mi vida desde hace aproximadamente 7 meses, todo surgió de conversaciones con una amiga que podría describir como espiritual y self conscious, me habló sobre la gratitud y me dio sus mejores consejos para dominar el arte de aceptar y soltar… desde entonces no ha habido vuelta atrás.


Al llevar un diario de gratitud, desarrollas una práctica que te mantiene responsable de apreciar y disfrutar de días más felices.


Traducir los pensamientos a un lenguaje concreto te hace más consciente, profundizando el impacto emocional, y hoy quiero enseñarte los pasos básicos para comenzar.




Regla más importante sobre el journaling:


1. No existe alguna…


Esto no tiene reglas, este es tu espacio y lo manejas como quieras. Es tu momento del día en el que puedes expresarte como prefieras y dejar fluir todos los pensamientos que quieres plasmar en papel y quitar de tu cabeza.


¿Cómo llevar un journal de gratitud?


Conecta con algo específico y se lo más detallada posible al momento de hablar sobre ello, así te será mas fácil conectar. También recuerda que importa más cómo te sientes a lo que escribes, llega un punto en el cual esto de escribir por lo que estás agradecida día tras día se vuelve repetitivo y algunos se aburren y deciden renunciar… por eso es muy importante plasmar solo cosas por las que estés realmente agradecida, y no escribir por escribir pensando que esto te hará automáticamente sentir mejor.


¿En qué momento del día debo hacerlo?


Como dije arriba, recuerda que esto no se trata sobre reglas. No hay un momento del día en especifico en el cual debas escribir, hay personas que lo hacen first thing in the morning y agregan 3 propósitos para el día en su escritura, hay otros (como yo) que decidimos dejarlo para el final del día y describir nuestro mood conforme fue avanzando y agregar 3 cosas por las que agradezco, acompañado de afirmaciones de vez en cuando… pero eso es tema para otro momento.


En conclusión, encontrarás que esta técnica te ayuda instantáneamente a cambiar tu enfoque. No importa lo intenso que fuera tu día, dormirás un poco mejor después de haber mostrado algo de gratitud. Es así de simple.