• Alexandra Gil

Let’s talk sneakers...but innovative ones

Updated: Nov 24, 2021

Parece que en un abrir y cerrar de ojos las palabras digital y sostenibilidad han tomado las riendas de todo y el mundo de la moda no ha sido excepción. En los últimos años las zapatillas han tomado el protagonismo del streetstyle con sus diseños auténticos. Ahora, estos diseños apuestan por la innovación sostenible.


Estos tres ejemplos dan una pista de cómo esta prenda irá evolucionando en las próximas colecciones:


The Reclypse


The Reclypse por Stella McCartney

Este modelo forma parte de una de las muchas innovaciones sostenibles de Stella McCartney. Su diseño está basado en materiales 100% veganos, reciclados y a base de plantas. También, con el propósito de reducir los desechos y cada vez más acercarse a la circularidad, la marca apostó por utilizar ECONYL®. Este producto de nylon reciclado ayuda a que los creadores y consumidores puedan utilizarlo una y otra vez sin la necesidad de que sea desechado.


Eliot Grape


Eliot Grape por Ecoalf

En el 2009, el empresario español, Javier Goyeneche tuvo la visión de crear una marca sostenible de productos reciclados con la misma calidad y diseño que ya existían en el mercado. Para este entonces la palabra sostenibilidad no estaba sobre la mesa de muchas empresas.


Hoy en día, la visión que tuvo Goyeneche va por el nombre de Ecoalf. Una marca española pionera en el ámbito de la moda sostenible. Este modelo de zapatillas tiene un elemento muy curioso: desechos de uva. Lo que solo demuestra que adquirir productos de moda hechos a base de alimentos ya es una posibilidad y no una locura.


Renew Chuck 70


Renew Chuck 70 por Converse

Las marcas sostenibles no son las únicas innovando con el calzado. Converse siempre ha sido la favorita de muchos con productos que no decepcionan. A pesar de sus modelos clásicos, no han parado de innovar con sus diseños y el Renew Chuck 70 es el ejemplo ideal. Para crear este modelo, la marca se fue en grande al apostar por el morphlon reciclado, una combinación de restos textiles postindustriales y poliéster reciclado. Con este material lograron destacarse del montón y dejar que los detalles hablen por sí solos.