• Estela Heyaime

Momentos en que los desfiles de moda dieron más que fabulosas caminatas

Se consideran icónicos aquellos desfiles que desafían lo convencional y nos demuestran que la moda es más que glamour y vanidad. Son los que nos deslumbran con increíbles tejidos en movimiento, pero también utilizan el entorno para reflejar su concepto.


A continuación, los desfiles que todo amante de la moda debe conocer:


Alexander Mcqueen (Spring/Summer 1999) Número 13



El reconocido diseñador inglés Mcqueen siempre mostró controversia en sus trabajos, pues la palabra conformidad no se encontraba en su diccionario. Se expresaba a través de sus obras de arte, así como sus espectáculos inigualables.


En la colección primavera-verano del año 1999 concluyó su desfile con un live painting como nunca lo has visto. Olvida la tela canvas cuando tu base es nada más y nada menos que un vestido del diseñador. Utilizó a Shalom Harlow, una ex bailarina, que mostraba su talento en un disco que giraba mientras dos robots de metal la rociaban con aerosol.


Otro aspecto a resaltar fue la participación de Aimee Mullins, quien desfiló con sus prótesis en ambas piernas.



"Supongo que la idea es mostrar que la belleza viene de adentro. Miras todas las revistas principales, desde GQ hasta Company y Vogue, y se trata de la gente hermosa, todo el tiempo. No cambiaría a estas personas con las que he estado trabajando por una supermodelo. Tienen mucha dignidad y no hay mucha dignidad en la alta costura. Creo que todos son realmente hermosos. Solo quería que los trataran como a todos los demás ". expresó el diseñador.

Alexander McQueen (Spring/Summer 2001) Voss



En esta ocasión el diseñador basó su show en la comparación de lo natural vs lo antinatural, la realidad vs. las imágenes idealizadas. Lo nombró como “Voss” en honor a la ciudad noruega famosa por su hábitat de vida silvestre, como de igual forma promovió el concepto de la naturaleza en su desfile.


Su deseo por impactar al público lo llevaba a explotar su creatividad, reflejándola mediante patrones, texturas y experimentos y así fue como le dio vida a esta colección. El show se llevó a cabo en un contenedor grande que simulaba un espacio ficticio alejado de la realidad, mientras el público observaba desde afuera. Kate Moss abrió el desfile mientras las demás modelos la perseguían de forma escalofriante. La ropa simulaba una segunda piel moviéndose en conjunto.


Para Mcqueen la belleza era incómoda y transgresora, pero también transparente y orgánica y así fue como lo demostró en sus piezas.



Chalayan (Otoño-Invierno 2000) After Words



Reconocido como "diseñador británico del año” dos veces consecutivas, en 1999 y 2000, Hussein Chalayan logró cambiar las reglas de juego. Presentaba sus shows de forma innovadora, pero sobre todo, supo llevar la moda a otro nivel por encima de lo vanal.


Su colección otoño/invierno del 2000 After words tomó lugar en el Sadler’s Wells Theatre en Londres. Para esta presentación tomó como inspiración una situación que afectó de cerca a su familia, la migración forzada de las familias chipriotas-turcas en el 1974. Las modelos vestían elementos del hogar, como por ejemplo, una mesa de centro que se convertía en falda.


Representó la necesidad de escapar que muchos vivieron donde perdían sus casas y bienes materiales. Todo esto, en contraste con un entorno blanco, semejando la pureza y pulcritud, con el fin de destacar únicamente los elementos que reflejan la colección.



Maison Martin Margiela (Spring/Summer) 1990



Hablando de cambiar las reglas del juego, imposible dejar de mencionar el histórico show de Margiela del 1989. Empezando porque este desfile se presentó en un lugar inusual, un parque infantil abandonado de un barrio norteafricano en las afueras de París.


Los niños locales, quienes dibujaron las invitaciones, ocupaban las primeras filas. A diferencia de los desfiles convencionales, Martin preguntaba a las modelos su opinión sobre los looks pues quería que pareciera que ellas mismas lo armaron, así como los peinados. En conclusión, todo era distinto a lo usual.


Muchos opinan que esta presentación marcó el fin de una era donde los diseñadores lo exageraban todo. Desde los grandes y repetitivos logos de la marca hasta enormes y exageradas piezas. Consideran este como el inicio del enfoque minimalista en la moda.



Fun fact: El diseñador Raf Simmons declara que este desfile cambió su perspectiva sobre la moda. Solía pensar que la moda era superficial hasta ver lo que logró Margiela.